Sabor

El olor del aceite de CBD se puede describir mejor como el olor de la madera recién cortada en el bosque, y el sabor es así también. Es un sabor algo amargo que recuerda a la madera fresca y, en menor medida, a la tierra del bosque. El aceite de CBD puede dejar una sensación de ardor en la garganta, pero generalmente desaparece bastante rápido después de tomar un vaso de agua.

Los gustos difieren

No podemos decir que el aceite de CBD sepa mal o sepa bien. Después de todo, la percepción del gusto puede variar mucho de una persona a otra.

A mí, personalmente, el sabor del aceite de CBD no me desagrada. Y es que, el sabor me recuerda a mi juventud. Cuando era joven, muchas veces iba de paseo al bosque con mis padres. A veces pasábamos por el aserradero. Cómo olía allí, es igual al sabor del aceite de CBD.

Especialmente para este artículo, también hice probar el aceite de CBD a mi esposa. Ella creció en la gran ciudad y no ha estado nunca en un aserradero. Experimentó el olor y el sabor del aceite de CBD como algo desagradable. El sabor leñoso no le llegaba a gustar.

Pero tuvo que admitir que la textura del aceite de CBD es muy suave.

Sensación de ardor en la garganta

Además, mi esposa señaló que el aceite de CBD le dio una sensación de ardor en la garganta. Tiene razón.

Normalmente, la sensación de ardor desaparece bastante rápido, pero si tienes un dolor de garganta, eso empeorará la irritación. Al menos esa es mi experiencia.

Aceite de CBD con menta o limón

Actualmente hay productores que intentan enmascarar el sabor algo amargo del aceite de CBD agregando un sabor extra. La marca Dutch Natural Healing, por ejemplo, vende aceite de CBD con sabor a menta o limón.

Mi esposa y yo probamos este aceite de CBD con un sabor y nos parece mejor.

CBD soluble en agua

Una alternativa aún mejor es el CBD soluble en agua. Mezclado con agua solamente, el CBD soluble en agua tiene el mismo sabor que el aceite ordinario de CBD, pero el sabor es algo menos fuerte debido al agua.

Sin embargo, si mezclas “CBD soluble en agua” con té, el olor a CBD todavía está ahí, pero cuando bebes, el sabor a madera queda totalmente en un segundo plano.

Si también le agregas miel al té, ya no notarás nada del CDB. Tanto el olor como el sabor habrán desaparecido por completo.

Por supuesto, también se puede mezclar CBD soluble en agua con otras bebidas. Por ejemplo, el zumo de naranja también resulta ser una muy buena combinación. No hueles y no saboreas nada del CBD.

Aceite de CBD PURO frente al aceite de CBD CRUDO

Finalmente, discutiremos brevemente la diferencia de sabor entre el aceite CBD PURO y el aceite CBD CRUDO (o RAW en inglés). Después de todo, el aceite de CBD CRUDO contiene no solo cannabidiol (CBD) sino también otras sustancias de la planta del cannabis, como CBC, CBG y varios flavonoides, terpenos y fenoles.

Es de esperar que estas sustancias adicionales influyan en el sabor del aceite de CBD y, algunos dicen que efectivamente se nota. Les parece que el aceite de CBD CRUDO tiene un sabor ligeramente más fuerte que el aceite de CBD PURO.

La verdad es que yo, personalmente, no noto mucha diferencia entre el aceite puro de CBD y el aceite CRUDO de CBD. Al igual que mi mujer.

Conclusiones

Al final es cuestión de probar para descubrir si el aceite de CBD te parece malo o rico.

Si el sabor del aceite de CBD te resulta desagradable, lo mejor es usar CBD soluble en agua. Al mezclar el CBD soluble en agua con té, zumo de naranja o cualquier otra bebida, ya no notarás nada del sabor y olor del CBD.