THC líquido

Cada vez hay más personas que buscan el aceite de THC para vapear por haber tenido experiencias positivas con el aceite de THC.

Atención: muchas veces, el aceite de THC se diluye con un aceite vegetal como aceite de semilla de cáñamo, aceite de semilla de uva, aceite de oliva o aceite de coco. Desaconsejamos el uso de aceite de THC para vaporizadores. El aceite vegetal no es un «E-líquido», ¡por lo que no es adecuado para vaporizar en un cigarrillo electrónico! Lo mejor es colocar unas gotas de aceite de THC debajo de la lengua.

En Estados Unidos, se ha encontrado una alternativa para el aceite de THC en el vaporizador. El THC se disuelve en líquidos adecuados para los cigarrillos electrónicos. Un ejemplo de un líquido adecuado son los terpenos.

Términos

Los líquidos se llaman «liquids» en Estados Unidos. Por tanto, el THC disuelto en líquido lo llaman THC liquid. Otros nombres son: thc vape liquid, thc vape oil, thc E-liquid y thc vape liquid. Los términos en inglés más utilizados en Europa son: THC liquid y THC E-liquid.

Ahora que sabes un poco más sobre la terminología, llegamos a la pregunta crucial. Es muy probable que estés leyendo este blog porque estás interesado en el uso de THC líquido en tu cigarrillo electrónico. Así que la pregunta más urgente es: ¿dónde se puede comprar THC líquido?

Comprar THC líquidoComprar THC líquido

Lo más fácil sería poder ir al estanco local y pedirlo allí. Lo sentimos. Ojalá fuera así de fácil.

Este líquido no lo encontrarás fácilmente en una tienda física ni en una tienda web. Consejo: puedes recurrir a un Cannabis Social Club.

Hazlo tú mismo

Otra opción es hacer tú mismo el THC líquido. Puede parecer difícil, pero no lo es. Todo lo que necesitas son unas planchas de pelo, papel para hornear y 3 gramos de cannabis. Como resultado final obtendrás un producto de unos 0,5 gramos de extracto (500 mg de THC).

Paso 1: haz un extracto de los 3 gramos de cannabis usando la sencilla técnica de Rosin. Esta técnica consiste en sacar el extracto de la hierba mediante presión y calor. Si quieres saber más sobre la técnica de Rosin, mira el vídeo que aparece en la parte inferior de esta página.

Paso 2: elije un líquido. Atención: ¡ten cuidado con los terpenos! Los terpenos están muy concentrados. Mantenlos fuera del alcance de niños y animales.

Paso 3: mezcla el extracto con el líquido terpénico. Lo más práctico es echar el extracto en un vaso de chupito. Añade 8-9 gotas de terpeno líquido. Calienta el vasito durante unos segundos hasta que la mezcla comience a burbujear. A continuación remuévelo bien con el dorso de una cucharita de acero, por ejemplo. Si la mezcla sigue siendo demasiado espesa, añade unas gotas más de terpenos.

Paso 4: Deja que la mezcla se enfríe durante unos minutos. Tu THC líquido para el vaporizador ya está listo. Sácalo con una jeringa e inyéctalo en el cartucho del cigarrillo electrónico. ¡Delicioso!